La agenda perfecta para organizar tu boda

El ansiado camino al altar está dividido en varias etapas que hay que ir superando hasta llegar a tan esperado momento. A continuación analizaremos cada una de ellas, a modo de ayudarte a organizar y preparar de mejor manera tu boda para que ningún detalle te quede de lado. Te daremos la agenda perfecta para organizar tu boda. Esperamos te sirva.

Definir la Fecha de la boda

Una vez que se tiene la certeza de haber encontrado la persona indicada con la cual quieres compartir el resto de tu vida, sólo resta esperar la formalización oficial del matrimonio que está por venir y que por lo general está asociado a la entrega del anillo de compromiso.

Este es definitivamente el primer paso hacia la conformación de la nueva familia. Hay varios factores que te ayudarán a decidir el día de tu matrimonio, como por ejemplo una fecha especial que los haya marcado y que quieran utilizar para casarse, el lugar en que quieran celebrar la ceremonia (campo, playa, nieve), o la mejor época del año para el destino al cual quieran ir de Luna de Miel. Con la fecha en la mano, es imperioso comenzar la búsqueda de la iglesia, pues es bien sabido que muchas de ellas tienen una alta demanda, por lo que reservarla con anticipación es un gran paso en el resto de la planificación, especialmente porque hay muchos aspectos de la ceremonia -como la elección del tipo y cantidad de flores y arreglos para su decoración- que están directamente relacionados con ella.

Otro paso importante es definir la casa comercial en la cual tendrán la lista de regalos, mientras antes se inscriban más tiempo tendrán para ir juntando puntos, y por ende obtener mejores beneficios. Siempre es bueno comenzar a planificar todo con anticipación, pues pueden aparecer inconvenientes en el camino que podrían retrasar la organización.

Seis Meses Antes del Matrimonio

Si bien puede parecer un poco anticipado para comenzar con los preparativos, hay cosas en las que se puede ir avanzando. Una de las más importantes -y que suele generar más conflictos- es la lista de invitados. Primero porque salvo que se cuenten con los recursos necesarios, es probable que tengan que establecer un número máximo de invitados para su matrimonio, el que por lo general es inferior a la cantidad de personas que les gustaría las acompañaran en este día tan especial.

Entonces  comienza una de las labores más desagradables para organizar tu boda, que es el definir quiénes estarán con ustedes en su celebración y quiénes quedarán fuera de ella. Una de las alternativa para salvar esta disyuntiva son las polémicas participaciones, con las cuales se invita a las personas a la ceremonia religiosa, pero no a la recepción. Aunque muchas parejas prefieren no utilizarlas y simplemente no invitar a la persona a realizar a tal discriminación.

En todo caso, el comenzar a realizar la lista con esta antelación, permite que los invitados tengan tiempo para confirmar o no su asistencia, lo que les permitirá ir estableciendo la lista definitiva para la posterior conformación de las mesas, que es otro tema no menor.

En esta etapa es recomendable también comenzar la búsqueda de los fotógrafos y realizadores audiovisuales, pues si bien es un tema que suele dejarse para el final, es bueno ir definiéndolo con anticipación ya que las fotos y el video serán un recuerdo imborrable y de seguro querrás que sean perfectas. Definitivamente este es un punto que no es recomendable dejar para el final.

Y ya que se está en el área del entretenimiento, lo ideal es reservar la orquesta para la fiesta o al DJ, pues obviamente los mejores del rubro tendrán menos disponibilidad conforme se acerca la fecha del matrimonio. Y si es que quieres un coro para la Iglesia, este es el momento ideal para contratarlo.

Como ya tienen definido la cantidad de personas que van a invitar, lo lógico es resolver el lugar en que se llevará a cabo la fiesta y todo lo relacionado con la banquetería.

Cinco Meses Antes del Matrimonio

Si ya saben dónde vivirán luego de su matrimonio entonces han dado un gran paso adelante, de lo contrario, este es un excelente momento para comenzar la búsqueda de la casa o departamento en cuestión, especialmente si lo que se pretende es adquirir una propiedad, pues al comprar en verde se obtienen buenos descuentos.

Además es el momento preciso  para comenzar la búsqueda del vestido si es que piensas comprarlo o definir el diseño si es que lo mandarás a hacer. Es importante probarse los diversos diseños disponibles en el mercado antes de tomar una decisión.

Si tu vestido lo harás a tu medida, pruébate un vestido similar al que usarás en tu boda para que te hagas una idea de si realmente esa es la línea que más te favorece.

Es recomendable a estas alturas comenzar a definir el destino de su Luna de Miel, y si ya lo tienen decidido, de cerrar el proceso de reservas y compras de pasajes. Hay que recordar que a medida que compres tus tickets de avión con mayor anticipación, se obtienen mayores descuentos. Aprovecha esta instancia para ver en qué status están tus visas y pasaportes en caso de ser necesarios.

Tres Meses Antes del Matrimonio

Ya nos vamos acercando al ansiado día y hay procesos por los que hay que pasar sí o sí, como por ejemplo, las charlas matrimoniales si es que se va a realizar una boda religiosa. Por lo general las charlas son una vez a la semana, por lo que es bueno comenzarlas con tiempo antes que el resto de las responsabilidades en la organización de matrimonio comiencen a abrumarlos. Por lo demás este es un paso obligado antes del matrimonio.

Aunque muchas veces se suele dejar un poco de lado, el matrimonio civil también es muy importante y es necesario planificarlo con tiempo, especialmente porque nunca se sabe la demanda que puede haber para su realización.

Además, si quieres realizar la ceremonia en tu casa o en otro lugar de tu agrado, hay que considerar que por lo general se realizan los fines de semana y la disponibilidad de jueces para este tipo de celebraciones es aún menor, por lo que que es necesario organizarlo con tiempo y dejar reservadas las horas y fechas.

Pero aún faltan puntos que a estas alturas hay que seguir definiendo y cerrando, por ejemplo, el tipo y cantidad de flores que necesitarás para decorar la Iglesia y el lugar en que realizarás la recepción, el material y montura de las argollas de matrimonio para poder mandar a hacerlas y escoger a tu maquilladora y estilista para el día de tu matrimonio.

Este último punto es ideal verlo con antelación, pues lo peor es improvisar a último minuto. Lo mejor sería realizar pruebas de maquillajes y peinados para estar segura de tu elección final.

Si mandaste a hacer tu vestido, recuerda estar siempre atenta al estado en que se encuentra su confección e ir realizando pruebas periódicas para realizar los ajustes que sean necesarios.

Otro punto importante es la elección de los partes de matrimonio y sus posterior envío. A estas alturas es muy probable que sus invitados ya sepan con certeza si podrán asistir o no a su matrimonio. Además, si tienen familiares o amigos que vivan en otras regiones del país, les permitirán organizarse para poder asistir a su boda. En caso contrario, contarán con el tiempo necesario para invitar a otras personas y enviarles el parte sin que sientan que son invitados a último minuto.

Dos Meses Antes del Matrimonio

A estas alturas, y ya que tienes lista a tu maquilladora y estilista, es ideal comenzar con las pruebas de maquillajes y peinados para estar segura de tu elección final y no estar improvisando a último minuto.

No te olvides de preparar tu ajuar y todo lo necesario para la Luna de Miel.  Recuerda que la lencería jugará un entretenido papel en estos primeros días de recién casados por lo que preparar un par de sorpresas es tarea fundamental.

Además, y dependiendo del estilo que tendrá tu boda, recuerda realizar la reserva del auto que utilizarás para llegar a la iglesia. Recuerda que modelos como las burritas o los aún más antiguos carruajes no se caracterizan por abundar en el mercado, por lo que es indispensable asegurarse con tiempo, especialmente porque en estos casos es necesario ver en qué condiciones se encuentra el auto. Esta es una tarea que a tu novio le calza a la perfección y con la que te puede ayudar.

Un Mes Antes del Matrimonio

Si bien varios de tus invitados ya habrán confirmado su asistencia, es bueno realizar un proceso de reconfirmación, pues siempre pueden surgir imprevistos que pueden modificar la lista final de invitados. Y tal y como se realiza este proceso con los asistentes a tu matrimonio, es bueno hacer lo mismo con otros puntos como la reserva del matrimonio civil, la iglesia, banquetero DJ o grupo musical, coro y otros servicios, al igual que el hotel y pasajes para tu Luna de Miel.

Entre los beneficios que entregan las casas comerciales al inscribir tu lista de novios, está la posibilidad de pasar la noche de bodas en algunos de los hoteles de su lista, o en su defecto un fin de semana en algún lugar fuera en la playa. Si elijes esta última opción , entonces es necesario que busques un hotel en el que pasarán su noche de bodas para realizar la reserva correspondiente.

Una Semana Antes de la Boda

Ya en la recta final antes del gran día, debes realizar la última prueba del vestido para hacer los ajustes finales. Debes tratar de que los nervios no te jueguen una mala pasada posterior a esta prueba, pues podrías perder unos kilos demás que necesitaran ajustes de última hora.

Esta prueba es el momento ideal para realizarla con todos los accesorios que llevarás en tu boda para poder contemplar el conjunto completo. No dejes nada al azar, pues esta será la última oportunidad que tendrás para ver si los zapatos, aros, tocado -o algún otro elemento-, son los apropiados.

De no ser así aún tendrás tiempo para realizar cambios, pero mientras más encima estés de la ceremonia, más difícil será encontrar la solución.

Con todo esto resuelto, puedes dedicar el resto de la semana a relajarte para sacarte de encima el stress de la organización de los meses anteriores y así poder llegar de mejor forma al tan esperado día. Una buena alternativa es ir a un SPA a disfrutar de unos masajes de relajación. Además recuerda acostarte temprano y dormir bien para evitar las ojeras y llegar descansada a tu matrimonio.

Día Antes del Matrimonio

Ya no queda casi nada para tan importante día, por lo tanto debes reservar tareas livianas. La depilación es una de ellas. Es bueno realizarla el día previo y no el mismo día pues podría provocar algún tipo de irritación que podría ser molesta y lo que se quiere es que estés lo más cómoda posible durante la ceremonia y la fiesta.

También puedes aprovechar de hacerte las manos, es mejor hacerlo en este momento que el día de la boda que debe utilizarse para descansar y dormir bien, pero siempre teniendo cuidado que no se estropeen durante el día.

Es prudente comer liviano, acostarse temprano y tratar de dormir lo mejor posible, pues te espera un día de muchas emociones.

El Día del “Sí Quiero”

Este es el día que tanto esperaste. Comienza con un desayuno liviano y evita los alimentos que te hinchen o te puedan caer mal. No vale la pena arriesgarse en un día tan especial. Por lo mismo, si la boda es en la tarde/noche, es recomendable un almuerzo liviano también. Si la ansiedad se apodera de ti, asegúrate de tener un chocolate a mano, calmará tu ansiedad y al mismo tiempo es un aporte energético importante.

Tal y como recomendamos insistentemente con todos los puntos de la organización, el maquillaje y el peinado hay que comenzarlos con tiempo, lo que no sólo te servirá para resolver cualquier imprevisto, sino para relajarte y esperar la hora de tu matrimonio.

Si contrataste a un fotógrafo para tu boda, esta es una buena instancia para comenzar con la sesión para que inmortalice los momentos en los cuales te estás preparando para la ceremonia. Este es el último paso antes de comenzar el camino a la Iglesia donde serás la protagonista de aquel día que tanto esperaste hace unos cuantos meses atrás y cuya planificación estás a punto de comenzar a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *